Inicio » Crónicas » Pipa es regional

Pipa es regional

-Por Jose Ciancaglini

Pipa (Junín) 5- Gordos (Tandil) 3

 

Pipa de Junín dio cuenta de Gordos nuevamente en el partido correspondiente a la vuelta del pre-regional. Como había sucedido algunos días atrás, el conjunto comandado por Federico Pizarro volvió a superar a su par de Tandil, y con un global de 9-5, accedió instantáneamente de lleno al regional que se jugará allá por el mes de Diciembre. Con solvencia, buenos pasajes y la figura estelar de Marcos Gamazo, el “Tricolor” logró quedarse con la serie ante un Gordos, que, diezmado, fue por a jugarse la heroica de visitante. Con aplomo, y templanza, Pipa decidió un juego netamente de posesión del balón, esperando los momentos justos para golpear, y jugando también con la necesidad de un rival que imperiosamente,  necesitaba anotar y de manera temprana. Pocos minutos bastaron para ver reflejado el ambicioso y necesitado plan de un Gordos, que en el afán de buscar la victoria, lentamente todos sus esfuerzos se convertirían en enemigos. A pesar del espíritu combativo y lo conservador de Pipa, el tricolor abrió la cuenta a los 7 de la primera parte, cuando Marino, de enorme partido, puso el 1 a 0 definiendo sutilmente ante la displicente salida del golero Mardelward. Si Gordos ya había arrancado mal el cotejo, ese gol complicaba aún más las aspiraciones del plantel tandilense, y por ello, redobló la apuesta en ataque. Tanto insistió que a los 11, Olivera, y con un soberbio tiro libre, estampó el 1 a 1 que le daba oxígeno y esperanzas. La paridad en el marcador, reflejaba la equidad que se mostraba en el campo de juego. El encuentro se jugaba a gusto y placer de un Pipa que desde el primer minuto se mostró convincente y con la propuesta clara de jugar lejos del guardametas Demaro. Sin embargo, y lejos de querer conformarse, Pipa se empezó a animar un poco más, entonados con un escenario totalmente a su favor y queriendo sacar provecho de la localía, y decidió apretar el pié del acelerador y finiquitar la serie para no pasar sobresaltos. Cuando ello ocurrió, el juego tomó cierto dramatismo y el espectáculo se tornó muy atractivo para una buena parcialidad que se acercó al complejo de “La Loba”. Fue en ese momento, que Zapata, con una fugaz corrida por sector izquierdo, escaló posiciones en el terreno de juego y llegó solito mano a mano y solo tuvo que empujar para poner el 2 a 1 nuevamente para los de Junín. Aprovechando el momento anímico, y el desconcierto de Gordos, Rodríguez comenzó una gran jugada desde la zaga central, cedió para Pizarro, éste tocó a Gamazo, y el “10”, habilitó soberbiamente a Zapata, que otra vez llegando desde el fondo, marcó el 3 a 1, en una ráfaga de fútbol. Pipa, a los 19 del primer tiempo, se encontraba con una diferencia de dos tantos y con la serie prácticamente en el bolsillo.

11742628_736656363123459_2594500950651592276_n

Una vez iniciado el segundo tiempo, Gordos salió al sintético visitante mucho mejor armado, y el ingreso de Cerfoglia, le dio la claridad que tanto necesitaba, en una tarde que hasta el momento, era opaca.  En la primera bocha limpia que le quedó al recién ingresado Cerfoglia, habilitó de gran forma para que Giamaria, que hasta ese momento había luchado más de lo que había jugado, estampó el 2-3 a los 3 minutos del complemento. A partir de ese momento, Gordos pudo emparejar el cotejo, y ahora era amo y señor del balón. Grieson pudo haber empatado a los 5, pero el palo le negó una clarísima. A los 6, y cuando el juego se desarrollaba netamente en campo adversario, Cerfoglia tuvo en sus pies otra chance letal, pero el golero Núñez impidió la parda y Pipa, con angustia, seguía ganando el partido. Tanto lo buscó Gordos, en esa mezcla de corazonadas y jugadas cargadas de garra, que Grieson, de buen encuentro, corrió en soledad por el andarivel derecho hasta sacarse la marca de Coria de encima y puso el 3 a 3 a los 12. Con el empate, y aún medio periodo por jugarse, Gordos se ponía a tiro de la ilusión regional. Una vez consumado la parda en el marcador, fue el conjunto de Tandil quien tuvo las mejores chances, pero entre sucesivos palos, y una muy buena tarde del arquero Núñez, que ingresó en el segundo tiempo, Gordos no pudo pasar del tercer gol. Pipa pudo aguantar en vendaval que ofreció la plantilla tandilense, y cuando Gordos se fastidió de errar tanto, le dio el golpe de gracia. A los 19, Fede Gramuglia cometió la séptima falta que le otorgó la chance del penal a Pipa. El que no perdonó desde los 12 pasos fue Marino, que con mucho ofició, aseguró su tiro penal y puso el 4 a 3 transitorio, con el que prácticamente, se liquidaba la serie. Cuando ya se jugaban 24, y Gordos solo buscaba el gol con lo que le quedaba, Pipa se aprovechó nuevamente de un equipo tandilense, que, en el afán de buscar la hazaña, ya estaba partido y muy jugado. El que capitalizó dicha situación fue, la figura estelar del encuentro, Marcos Gamazo, que con mucho tiempo, y una pegada extraordinaria, anotó el quinto y definitivo tanto, con el que Pipas logró la clasificación al regional, en la victoria final 5 a 3.

La Figura: Marcos Gamazo: Si bien el conjunto de Junín tuvo rendimientos muy altos tanto en lo individual como en lo colectivo, Gamazo siempre se encargó de ser el generador de juego y una pieza clave en un equipo de grandes jugadores.

Comentarios

comentarios