Inicio » Crónicas » UN DOBLETE DE PROMOCIONES EN RIVADAVIA

UN DOBLETE DE PROMOCIONES EN RIVADAVIA

NO CORRAS QUE ES PEOR  3 – 4  DEPORTIVO MAMITA QUERIDA

Se despierta un monstruo

Por Alan Christian Llanos

Arrancaba la promoción nomas, con un choque entre un equipo de la E, No corras que es peor, que venía peleando la permanencia, contra uno de la F, que venía en busca de la hazaña y el tan ansiado ascenso. En la previa, se veía a DMQ implementando ejercicios de precalentamiento una hora antes del inicio del match, con un gato llamado pipo, cábala del tema. Lindo espectáculo brindaron ambos equipos, desde el minuto cero.

El partido empieza con un jugador menos para No Corras Que Es Peor, que improvisó arquero, hasta los 10 minutos del primer tiempo, que llegó el portero y por reglamento pudo ingresar al match. La primera acción ofensiva iba a nacer del zurdo Emilio González, jugador del Depor, con un tiro al ángulo que impacta en el travesaño luego de un desborde por la izquierda. En la acción siguiente, casi convierten los muchachos de No corras que es peor, a través de Coronel, el número 11, por un error en la salida de Hernán “Pela” Cassinelli, defensor de DMQ.

En el minuto 7, el árbitro interrumpe el partido y pide casacas verdes para uno de los dos equipos, ya que no se distinguían ambas casacas. En la reanudación, el diez de DMQ iba a armar una jugada de élite, eludiendo un rival y dejando solo al Zurdo González, quien define abajo al palo y el arquero ataja de excelente manera. Luego, llegaría el primer gol para el Depor, de un córner ejecutado por el numero 11, Emiliano Del Cont, el trabajador Social, asistiendo a Gonzalo Canteros, que la engancha de lleno y la mete al ángulo, decretando el 0-1.

En la jugada siguiente, viene el empate a través de Nicolás Nicora, el flamante número 22 de No corras que es peor, que le pega desde adentro del área luego de un córner, fulminando al arquero. Un jugador aceitado a la hora de definir apoyaba la moción del equipo que no quería ser menos, teniendo un jugador menos, conseguía el empate.

El partido para, ya que llega el arquero de No corras que es peor y con el partido 1 a 1, se equipara el 8 vs 8. Se venía la levantada, No corras que es peor no dejó respirar al Depor e instantáneamente mete el segundo, de la misma manera que el anterior, pero ahora a través de Pablo Fariza, el número 10, para poner el 2 a 1. Lo tenía contra las cuerdas y no perdonaron los muchachos de No corras que es peor y convirtieron el tercero, ¡Otra vez de un córner! A través de Manuel Coronel. Quizá más por falencia en la marca del rival que por mérito propio, el equipo de la E se encontraba ganando 3 a 1, a través de una presión constante, podían demostrar categoría los pibes de No corras que es peor.

Allí fue donde DMQ hizo Back up, y volvió comenzar, empezó a crear sociedades, a buscar la posesión del balón. El show del zurdo Emilio González iba a arrancar, con un gol con la derecha, la de palo, luego de un rebote en el defensor, poniendo el 3 a 2. Jugada siguiente, golazo de nuevo del zurdo, gambeteando y eludiendo a dos rivales en mitad de cancha, y luego definiendo de zurda abajo del palo, inatajable. Este pibe Emilio es un fenómeno, te hace un asado debajo del agua. Así se concretaba el empate 3 a 3.

El partido ahora estaba ida y vuelta, a No corras que es peor le convenía mantener el resultado y así conservar la categoría. Un primer tiempo muy intenso que iba a finalizar con un cabezazo mano a mano con el arquero de No corras que es peor, de David Pato Duhalde, de DMQ, impactando el balón como si hubiera cabeceado con un balde en la cabeza, muy desviado.

El complemento iba a iniciar con un cambio importante en los de DMQ, Alderete por Castiglioni, quien luego iba a ser determinante para el resultado. Al minuto de juego, el mismo, Leonardo “Limón” Alderete, iba a tirar un centro con el “guante”, y Del Cont cabecea desviado. Atención que esta formula se iba a repetir.

El Depor mejora notablemente su actuación con el ingreso del ocasional enganche Alderete, e incluso fortalece la actuación del número 10, David Duhalde, quien va, viene… va viene… parece una autopista, no se sabe de qué juega.

Una perlita fue la frase del técnico de Deportivo que decía lo siguiente: Entiendo la crisis del club, pero había pedido un cuatro y me dieron un limón, cosa de no creer.” 

El partido se ponía picante y en busca del 4to gol, Alderete seguía demostrando sus condiciones, y para una bocha de pecho en mitad de cancha y saca un zapatazo que pega en la punta del ángulo y se va afuera. Un distinto.

Finalizando el partido, el match se jugaba contra el arco de No corras que es peor. Así llegaba el gol más bonito y por lo tanto más gritado por todos los simpatizantes, la agarra Alderete en ¾ de cancha, la pisa, mira a sus compañeros, engancha y la mete con el guante a la cabeza del número 11, Emiliano Del Cont, quien cabecea al ángulo en el área chica.

Faltando 5 minutos, No corras que es peor gastaría sus últimos cartuchos y apostaría todo al empate. Se sentía que era una promoción, se respiraba adrenalina y nerviosismo, el dt de DMQ pedía la hora y allí fue cuando el número 10 David “Pato” Duhalde agarra una bocha de aire y le pega de lleno con el empeine al palo derecho, hermoso cañonazo. Es de destacar la actuación de oficio del “Pela”, defensor del Depor, que en lo último sacó toda bocha que se aproximara. Un baluarte atrás, de los que quiero en mi equipo. Así terminaba el partido. Para Deportivo Mamita Querida el ascenso a la E y para No corras que es peor, volver a la F. Sin duda, la diferencia más grande fue la ausencia de cambios en el equipo vencido.

La Figura: Leonardo “Limón” Alderete (Deportivo Mamita Querida). Fue quien destrabó el marcador a través de su calidad a la hora de tirar centros y de gambetear rivales. Fue el asistidor del gol de la victoria jugando en una posición que no era la suya. Sin dudas, este jugador tiene una gran personalidad, podría jugar hasta en Irak, ¡nene!

 

 

DRACARYS  1 – 3  LIVERFOUL

Marea Roja

Por Alan Christian Llanos

Constantes, precisos y determinantes fueron los jugadores del Liverfoul, los Reds fueron los protagonistas del match que definía un futuro ascenso o una permanencia, la de Dracarys, quienes jugaron absolutamente todo el partido con 6 jugadores de campo y el arquero. Se la bancaron los muchachos de Dracarys, en una goleada que podría haber resultado mucho peor.

El encuentro comenzó con Liverfoul teniendo la posesión y llegando al gol rápidamente, a través de número 5 Jonatan Latour, que luego de una hermosa jugada, define fuerte abajo del palo. Era la noche de los Jonatan, ya que el otro Jona, el número 6, no perdonó al diez del equipo rival, Mauricio Negreti, y en un cruce, lo hizo volar por los aires. Más que perdonado por el arbitro que no lo sancionó con tarjeta.

Luego, el jugador número 10, Damián Thuot, le baja la pelota en forma de habilitación al jugador nro 7, Cesar Rearte, y esté le pega de lleno con todo el empeine a la punta del ángulo, hermoso tiro que se va al córner.

Llegaría la primera oportunidad clara para Dracarys, de los botines del número 6, el señor Miguel Belén, que se escapa por la banda y dispara cruzado cerca del palo. La verdad que pocos fueron los contrataques que puedo efectivizar Dracarys a lo largo del primer tiempo, solo demostraron voluntad a la hora de marcar, pero eran muy superados por los rivales.

El número 6, Jonatan Giacchino, uno de los más desequilibrantes, era el que iba a convertir a través de un bombazo de tiro libre de mitad de cancha, inatajable, para sentenciar el 2 a 0. Así finaliza el primer tiempo. Desconcierto total para Dracarys que sufría el match por inferioridad numérica.

El complemento arranca con la presencia de muchos saques de arquero de área a área, de las dos parcialidades. El partido ya se jugaba menos que antes, ya que ambos pretendían ser más verticales desde el juego.

Chance clara de Cesar Rearte, el 7 de Liverfoul, que gambetea un defensa y dispara al lado del palo. No lo podían a agarrar. Este pibe es el hombre bala, solo le faltaba acertarle a los tres palos.

Liverfoul conseguiría el 3er gol a través de Juan “Bébelo” Reynoso, un golazo en una jugada en donde el mágico, en vez de asistir a un compañero que estaba solo, decide disparar y ubicarla abajo al palo, dejando al arquero sin nada que hacer.

El jugador que más se destaca es el 6 de Liverfoul, que desequilibra, arma juego y es preciso. Además, el tipo la pide siempre, un obsesivo del balón. Tiene un aire a Philipp Lahm en sus mejores años como futbolista. Amante de la banda derecha.

Para descontar, Dracarys lo hizo antes de finalizar el match, a través de un bonito gol de Leandro Gogna, el nro 2 del team, que define fuerte y cruzado para convertir el 1-3 para su equipo. Así finaliza el encuentro, consumando el ascenso de Liverfoul y sentenciando a Dracarys a volver a la categoría F.

La Figura: Jonathan Giacchino (Liverfoul). Se lo merecía, fue clave con un cañonazo de tiro libre y aportó mucho en la recuperación y la generación de buen juego. ¡Que viva el fútbol Joni!

Comentarios

comentarios