Inicio » Crónicas » Los Amigos del Taller se quedó con la Intermedia

Los Amigos del Taller se quedó con la Intermedia

Luego de llegar a la Intermedia por un ascenso rápido de la «B», Los Amigos del Taller sumó un título histórico en la atrapante categoría Intermedia. Dejó grandes rivales en el camino, como Natalia Natalia, Toco Toco Lastimo y PES United y logró el campeonato en los penales ante Los del Viejo, que había ganado todos sus partidos. Impresionante la campaña de este gran grupo que mantiene casi los mismos jugadores desde sus inicios.

LOS AMIGOS DEL TALLER 1 (4) – (3) 1 LOS DEL VIEJO

Más amigos que nunca

Por Franco Mengascini

En una final para el recuerdo, Los Amigos del Taller venció a Los del Viejo que llevaba un camino impoluto ganando sus ocho presentaciones al hilo. El conjunto azul se hizo enorme venciendo a gigantes de la Categoría “Intermedia”, yendo de menor a mayor hasta obtener el fruto de su tercera estrella en la camiseta. Un conjunto parejito, con pocas fisuras que supo sortear exigentes escollos en su periplo, generalmente orquestando lindos momentos de futbol.

Sin subyugar Los Amigos del Taller fue mejor en la primera etapa, el balón pasaba principalmente por sus pies, el primer aviso serio lo tendría Daniel Guzzo que probó un tiro libre al poste donde se situaba la barrera, el palo evadió su grito de gol. Minutos después, Maximiliano Gómez contó con un tiro libre pegadito a la línea del área, cobrado tras un acometimiento donde se derrumbó un delantero cuando se iba a cara a cara con el golero, donde todos en la cancha observaron que el agarrón fue penal. Esta prometedora pelota parada esfumó su peligrosidad cuando la redonda contactó con la barrera naranja.

Rápidamente, Facu Palma remató desde lejos, y sintió el ruido metálico que expulsó un “TOING” tras su furiosa prueba con el zapato derecho.

Los del Viejo reaccionó de los temblores a los veinte minutos, Jonathan Islas, el goleador indiscutido de la categoría, dispuso de un remate frontal. Luego, en tiempo de descuento, Leo Arias quiso sorprender al arquero de forma olímpica y se sumó al carnaval de los postes.

En los primeros instantes de la segunda etapa Los del Viejo demostró todo su esplendor y justificó porqué arribó invicto antes de esta presentación, como una tromba rompió el cero con un remate de ¾ rasante de Gonza Cadona (1-0). Con la balanza inclinada a su favor, dominó el asunto viendo algunas atajadas de Sebastián Ares tras voraces envíos del conjunto que parcialmente se estaba coronando. También Los Amigos del Taller cortó clavos a los diecisiete minutos, cuando Pablo Olaiz acertó al travesaño y a la línea, proporcionándole una vida más que no la rehusaría.

El nerviosismo prevalecía, Los Amigos del Taller cargaba como podía y encaraba a la ilusión encontrando a un imán, Cristian Acosta, que siempre estaba parado donde la jugada lo requería.

Los Amigos del Taller sabía que el único refugio real para vulnerar al equipo naranja era que éste arribe al séptimo foul, faltaban tan solo ciento veinte segundos y en la cancha se hubiese escuchado una aguja caer a pesar del gran marco que concurrió a Los Silos.

A los veinticinco, en una jugada que parecía trivial, con un jugador de espalda sobre la línea y en zona defensiva, Los del Viejo, que reclamó la decisión arbitral, sucumbió entregando el penal para Los Amigos.

Sergio Arias soltó el pie como quien lanza al arco en un precalentamiento, como si el contexto no pesara en sus botines, el derechazo cargó tanta violencia que Cristian Acosta que había profetizado el palo no alcanzó ni a rozarla (1-1).

Listo, el arbitro pitará el final e iremos inevitablemente a los penales, ya no queda más nada. Eso se comentaba en el predio, sin embargo, y gracias Favaloro por inventar el bypass, ambos tendrían oportunidades doradas. Primero, Joel Tolosa de zurda cruzó su remate, si ponían la repetición la pelota entraba.

En la última de las últimas, German Bosch enfiló por izquierda rumbo al arco, enmudeciendo a todos en la cancha, sintió el calor de los flashes a su espalda, los gritos de sus compañeros que ahora sí emanaban palabras, la ocasión inmejorable de obtener el título toda en su alma, no obstante, decidió no ser el protagonista del sueño, cuando buscó un pase al medio a un compañero que estaba más preparado para festejar el tanto que para dirimir el pleito.

Bueno ahora sí, penales. La verdad que por lo visto era merecida esta definición, tras las cataratas de emociones, sobre todo en la segunda parte.

Dos notables arqueros por lado, buenos ejecutantes, en los penales casi nunca hay favoritos, pero en estos era realmente imposible inclinarse por uno.

El uno y el otro marcó el primero, en el segundo Sebastián Ares se jugó a su izquierda para detener el envío a baja altura. También, el golero se quedaría con la tercera ejecución adelantando a su combinado en dos goles. Aquel que marcó el suyo en el partido, Sergio Arias, tuvo el match- point, pero Acosta voló tomándose revancha.

Ahora el punto final estaba a cargo de German Bosch, quien lo había tenido previamente en el último respiro del juego. Los planetas se alineaban, y le atribuían nuevamente la responsabilidad de ser el definidor terminal, aquel con la chance de laurear una vez más a su emblema. En una sentencia inquebrantable, Germán estableció un chutazo glorioso, para correr enfervorizado escasos pasos a su derecha y caer desplomado por la masa de hombres que se regodeaban por el titulo reciente.

Merecidísimo premio para uno de los equipos con mejor grupo humano y más perfil bajo de la Copa, que sigilosamente escaló y escaló para convertirse en uno de los nombres más resonantes del certamen. Por el lado de Los del Viejo a pesar del brebaje amargo de saberse cerca, no hay dudas que estarán en primera plana en los campeonatos futuros.

Figura: Sebastián Ares (Los Amigos del Taller), fue el heraldo de buenas noticias para su conjunto, buena actuación en el periodo regular y empoderado en los penales. ¡Felicitaciones para él!

Comentarios

comentarios