Inicio » Generales » El gran Nacional de los tandilenses

El gran Nacional de los tandilenses

Se dice muchas veces que es difícil ser profeta en propia tierra pero en el caso de la Copa Nacional de Campeones que se disputó en nuestra ciudad hace poco más de una semana podemos decir que no lo fue en absoluto. Con la gran actuación de Fonavi a punto de eliminar al múltiple campeón La Espiga como punto cúlmine y la eliminación en semis de Oro también de La Caravana Mágica, los tandilenses cumplieron un buen papel en un torneo que crece a grandes escalas y con estupendos equipos de fútbol amateur de todas partes del país. En lo individual podemos destacar a los cinco jugadores serranos que integraron el plantel ideal del torneo: Hernán Sassou (Fonavi), Néstor Rubilar (Caravana), Carlos Romano (La Into), Jonathan Ibarra (Intocables) y Gonzalo Álvarez (Fonavi).

FONAVI

Los capitaneados por Javi del Río jugaron un estupendo torneo y estuvieron a nada de llegar al partido final. En fase de grupos, quizás alentados por ser cabezas de serie y evitar a los grandes “cucos” del certamen, los resultados fueron arrasadores. 6-2 ante Rústicos de Ayacucho con la figura de Agustín Ferragine y 5-1 ante El Rejunte del 10 de Azul, con un gran papel de Gonzalo Álvarez en ofensiva. Clasificados a los cuartos de final de Oro, la hora de la verdad se le aproximó al campeón de la Copa Argentina-Serrana, ubicado en la Ronda más competitiva de las dos que tuvo el torneo.

Abriendo los cuartos de final en Los Silos, el local no regaló nada y con mucho esfuerzo físico venció bien 3-1 a Los Más Solos de Olavarría, que contaba con dos cracks de Consagrados como Alan Chazarreta y Julio “Pipo” Crispin. A buen ritmo y sin dejar jugar al rival, el “Fona” avanzó de la mano de Mariano Disipio.

Con las llaves eliminatorias ya armadas, a Fonavi le tocó el máximo candidato de todo el torneo en la siguiente etapa: La Espiga de Glew. Con un día para armar el partido, el elenco tricolor se convirtió en el primero de todos los equipos que enfrentaron a los de Héctor Catán en hacerle partido y estar a punto de doblegarlo. 13 partidos con goleada era el record que ostentaba La Espiga a la hora de enfrentarse con Fonavi. Pero los de Tandil parecieron encontrarle la vuelta a los visitantes y con un gran marco de público le hicieron realmente un partidazo. Le cerraron los caminos en defensa, se acoplaron bien en campo propio y aprovecharon rápidamente las acciones que tuvieron con el tándem Disipio-Álvarez. Párrafo aparte para el golero, Hernán Sassou, que tuvo un par de intervenciones fantásticas volando de palo a palo para salvar a su equipo. Arrancado el segundo tiempo con el 0-0 en el marcador, Disipio le metió una pelota estupenda a Gonza Álvarez que de primera y en el único rincón por donde podía entrar la pelota estampó el 1-0. Rápidamente La Espiga lo empató, pero Fonavi tuvo en el penal por acumulación de faltas la nueva ventaja parcial, por intermedio de Disipio (2-1). “Chimi” González empató en dos para los de Glew y cuando parecía que nos íbamos a los penales cayó la séptima falta para La Espiga: Renzo Rajoy le rompió el arco a Sassou y acabó con las ilusiones. 3-2 y Fonavi en las puertas de la gloria. Gran trabajo de todo el plantel, que a base de meter y jugar –en Ayacucho mismo nos hablaban muy bien del “Hueso” Salinas- demostraron que están al nivel de los grandes equipos de “afuera”. Lindo desafío se les vendrá en una nueva Copa Cosa de Serranos

LA CARAVANA MÁGICA

Con el sorteo realizado y las dos Copas por jugarse, parecía que el tricampeón local tenía cercado el camino para llegar bien lejos en el Nacional, después de dos eliminaciones consecutivas en cuartos de final.

Sin Lucas Porta ni Jorge Weiman, los de Nico Roldán se reforzaron a la perfección con Juan Cruz “Pitu” Mouhapé, Gonzalo “Pocho” Franco y el interminable Cristian Pérez. Pedazo de equipo el que conformó La Caravana que tuvo momentos de alto vuelo en el certamen, con mucho ritmo y soltura en su juego.

En el debut, con la figura de Néstor Rubilar, el rojinegro aplastó 9-1 a Salchichas de Rauch y arrancó embaladísimo. El segundo turno costó un poco más pero el empate en dos con Herrería Daniel Hilguera de Balcarce fue suficiente para pasar a la ronda de Oro. Allí, los esperaba un equipo que por primera vez llegaba a esta instancia de cuartos de final y que venía hambriento de gloria con grandes rendimientos. Pero Deportivo Estrella de Olavarría no fue escollo para La Caravana que con mucha categoría se impuso 6-1 y se plantó como uno de los mejores equipos de la Copa Nacional de Campeones.

Llegó el último día de competencia y los muchachos estaban entusiasmados. Nervioso también decía estar Roldán. Charlamos con él y a la vez estaba confiado. No lo había sorprendido el nivel de juego del torneo como a todos los demás y señalaba que en el Nacional de Mar del Plata la dificultad estaba en el cambio de terreno (techado  y de fútbol 7) pero que en Tandil nadie podía ser tan fuerte. Se sentía candidato, aunque sabía que no sería nada fácil. Y no lo fue. Un equipazo como Talleres de Longchamps se le plantó en las semis y terminó llevándole el partido a los penales (2-2). Con la curiosidad de que en el campeón de Zona Sur de Buenos Aires no estaba el arquero titular por acumulación de tarjetas, y quién defendía la vaya era un jugador de campo, La Caravana no pudo superar esa barrera y quedó eliminado fallando increíblemente cuatro de los cinco penales (Franco-Pérez-Camio-Inza).

Sin dudas el karma de los de Roldán en todos los Nacionales: las series de penales. Cuentan con la increíble marca de no haber perdido ni siquiera un partido en tres Nacionales y aún así haber quedado afuera de todos. Los eliminó en cuartos de final Intocables y Albinoleffe de Longchamps y ahora Talleres –semis-, en todos los casos desde la pena máxima. En el juego, el máximo ganador de Tandil demostró que sigue siendo un tremendo equipazo y que le puede hacer mucho daño a cualquiera. Nos quedamos con las ganas de cruzarlos con otros grandes referentes del fútbol amateur como La Espiga, Consagrados o Termas Huinco.

INTOCABLES

El subcampeón del torneo en diciembre de 2017, impuso su condición de equipo grande y aspiró a grandes cosas en el Nacional del fin de semana de Carnaval. Tuvo que debutar ni más ni menos que con Consagrados de Olavarría y le hizo un partidazo que para muchos debió haber ganado. Fue 1-1 con la figura de Jonathan Ibarra –el mejor verdinegro del certamen-. Su rival, le había ganado 7-3 a Liga Fantástica de Chivilcoy por lo que el grupo estaba meramente abierto. Los de Mati Darugna –que recibió un lindo reconocimiento por sus años de delegado-, tenían que ganar por más de cuatro goles para entrar a la ronda de Oro y así lo hicieron.

Arrancaron en desventaja pero la expulsión de un rival les facilitó las cosas para terminar consiguiendo el resultado que les hacía falta. 6-1 fue el score que los hizo pasar a cuartos de final. En esa instancia, se toparon con el finalmente campeón del torneo, MB Eventos de Ayacucho. Fue un partido muy parejo donde MB estampó su tanto de penal con Juan Pablo Etcheverry y tuvo en Mauricio Palle a su héroe vital. Con el duelo 1-1 el refuerzo proveniente de Ficardi, Seba González, tuvo la oportunidad de imponer a los suyos en el marcador pero se encontró con una gran respuesta de Palle en un penal que dejó las cosas iguales de cara al final del partido.

Nos fuimos a los penales –filmados en el Face del Nacional- e Intocables increíblemente no pudo hundir nunca la red. “Pela” Salituri, Ibarra y nuevamente González ejecutaron desde los 12 pasos pero ninguno pudo vencer a Mauri Palle, que atajó tres penales consecutivos. MB Eventos tiró uno afuera y convirtió tres y pasó a la semifinal, tomando como momento cúlmine esta serie de penales para afianzarse y terminar levantando la Copa.

Bien por Intocables que nuevamente demostró un compartimiento intachable y estuvo muy cerca de meterse en la definición del certamen.

LA INTO

Fue de menos a más y terminó teniendo premio. Fue el único tandilense en llegar a una final y, si bien la perdió, se llevó a casa indumentaria deportiva y una copa de subcampeón que vale la pena resaltar.

Les tocó la ronda de 21 equipos –la misma que Caravana- y arrancaron en falso, con derrota 7-5 ante Trinidad y los Vagos de Rauch, en un auténtico partidazo. En el segundo encuentro, obligados a ganar, el empate en 5 los dejó en el último puesto del grupo con 1 punto contra 2 de El Cano de Saladillo y 4 de Trinidad. Su delegado ya consultaba a qué hora le tocaba jugar la Copa de Bronce pero el destino los metió en la de Plata producto de que los mejores terceros se metían también en la segunda mejor ronda.

Con ese impulso como motivador, el mejor La Into se vio en cancha, con un “Carloncho” Romano iluminadísimo y goleador y un Horacio Schlotthauer figura en el arco en los cuartos de final ante el subcampeón rosarino Borussia Dortmund. 5-4 fue ese gran cotejo con clasificación a semis.

En el anteúltimo partido, el rendimiento de los de casaca blanca fue abrumador. Pasaron por arriba a los uruguayos de Aston Birra y se metieron en la final del torneo con un categórico 8-3 en un duelo que ya se había liquidado en el primer tiempo.

La final los cruzó con un equipo duro como 5L de Burzaco y el encuentro fue muy atractivo. Fue derrota 4-3 con el buen papel de Nico Chiacchio –autor de un gol de tiro libre- que no les alcanzó para consagrarse. Destacable papel luego de haber ganado de punta a punta el Pre-Nacional de Campeones tandilenses que se realizó en el verano. Llegan entonados a la Copa y con ansías de pelear por una A-1.

EL REJUNTE DE LOS JUEVES

Son un grupo humano que da placer tener en la Copa. Entienden al toque lo que proponen nuestros torneos y por algo los juegan con esa “buena fama” que se hicieron en términos de conducta. Dan críticas constructivas y entienden al otro con el respeto y la onda necesaria. Resumen en ello los títulos que les puedan faltar para pelear en un Nacional.

En lo deportivo les tocó una de las zonas más parejas del torneo, que terminó definiendo a dos partidos por diferencia de un gol y al otro en un empate. Con mucha acción en el segundo día de competencia, iniciaron la competencia al rojo vivo. Le ganaron 4-3 a Los Tíos de Junín (que luego levantarían por segunda vez consecutiva la Copa de Bronce) con la figura de Manuel Balbuena y comenzaron con “tuti”. En el segundo turno, cayeron por la mínima con Borussia de Saladillo y desembocaron en la atractiva Copa de Plata.

En fase de eliminación, les tocó enfrentar a Arrayan Norte de Chile, que había arrancado de a poco a mejorar en el torneo y tuvo su mejor versión ante el equipo naranja y negro. Lo terminó goleando 5-1 en cancha de Independiente y despidiéndolo del certamen.

Muy digno lo de los referenciados por Dani Orte y Alan “Poroto” García, que apuestan siempre por esta movida y que hace muchos años representan a un elenco que ya entregó planilla en Talleres y que se prepara para una nueva Copa Cosa de Serranos. ¿Pelearán por la Intermedia o A-1 esta vez?

Comentarios

comentarios